La cirugía de la nariz o rinoplastia, es una intervención dirigida a remodelar el apéndice nasal; pero no tomándola como una parte individual, sino para armonizar la fisionomía facial.

Indicada a cualquier edad, es un procedimiento simple; pero que requiere la pericia del cirujano, “cual escultor con su cincel”. Mediante éste procedimiento, se puede dar forma a la punta, al dorso, a los orificios nasales, aumentar o disminuir su tamaño, corregir el tabique y el ángulo naso labial o resolver problemas respiratorios.

La primera consulta

El cirujano realizará una evaluación de su estado de salud, una historia de sus antecedentes familiares, una exploración general, y una valoración más minuciosa de la estructura de su cara, de la elasticidad de su piel, su cartílago, la complexión ósea, etc.…. A partir de ahí, decidirá con vd. la técnica a emplear, el tipo de anestesia y sobretodo escuchará lo que espera de ésta intervención, sus expectativas, para conseguir el resultado que mejor se adapte a sus deseos y que mejor armonice y realce su fisonomía facial.

…Días previos a la intervención

Nuestros especialistas han elaborado su historial clínico. Usted ha sido informada detalladamente sobre su diagnóstico, pronóstico, alternativas de tratamiento y riesgos asociados que se encuentran en el consentimiento informado. Ha pasado por una evaluación médica preoperatoria cuyos resultados han sido valorados, sin encontrar contraindicación para que vd. pueda ser intervenida. Se le entregaran por escrito las instrucciones de cómo ha de prepararse para la cirugía.

El protocolo básico a seguir en lo referente a toma de medicamentos que puedan alterar la coagulación, como son la aspirina. La necesidad de acudir en ayuno total, tanto de alimentos sólidos como de líquidos. Especial cuidado a fumadores, ya que es un factor a tener en cuenta de cara a la cicatrización. Venga acompañada, y asegúrese de que podrán acompañarla luego en casa, si fuera necesario.

…El día de la intervención

Acudirá al centro unas horas antes de la intervención. Pasará a una habitación donde se le retirará todo elemento metálico que lleve puesto (pendientes, anillos, cadenas, peercings…) y le pondrán la bata y demás ropa de quirófano.

Le atenderá el anestesista que le dará algún medicamento previo a la cirugía. La visitará el cirujano que le rotulará las marcas de la intervención y tomará las fotos. Resolviéndole las últimas dudas que pueda tener, antes de la operación.

…Las incisiones

La intervención se realiza en nuestros quirófanos bajo sedación más anestesia local, con lo que el paciente permanece dormido durante el acto operatorio, evitándose una innecesaria intubación.

Las incisiones se realizaran, dependiendo del tipo de nariz y de la técnica empleada, en el interior de los agujeros nasales o en su parte externa, bajo la columela.

…Elección de la técnica

RINOPLASTIA ABIERTA:

Con ésta técnica, se realiza un corte en la piel de la columela, que es el cartílago del tabique nasal. A partir de aquí, se despega la piel y se separa del hueso y el cartílago nasal, dejando todas las estructuras subyacentes a la vista. Se le da forma a la punta y al hueso, si lo precisa, se sutura y se pone un vendaje con una férula de un tejido plástico maleable que se adapta al nuevo contorno, protegiéndolo a la vez. Se colocaran también unos tapones nasales que evitan el sangrado y dar estabilidad al tabique.

RINOPLASTIA CERRADA:

Las incisiones se realizan por dentro de los orificios nasales. El resto del procedimiento es el mismo; pero el cirujano trabaja más con el tacto, ya que las estructuras subyacentes no quedan a la vista. Las suturas quedan escondidas en el interior.

…La recuperación

Las primeras 24-48 horas después de la intervención son las más molestas, ya que los tapones nasales que lleva, hacen que tenga que respirar por la boca.

Notará toda la zona adormecida. Es normal y se irá recuperando en unos días. Los primeros días puede notar un ligero dolor de cabeza, puede producirse una pequeña hinchazón e incluso un leve hematoma en los párpados inferiores que remitirá con frío y con la medicación prescrita.

Su cirujano le pedirá que haga un reposo relativo, que no realice movimientos bruscos con la cabeza y no hable o gesticule demasiado. Duerma con dos almohadas o en un ángulo que mantenga la cabeza elevada para disminuir la inflamación y evitar el sangrado. Tome la medicación prescrita, consistente en antibiótico, antiinflamatorio, analgésico y protector gástrico. Los tapones se retiran a los 2-3 días y la férula en un par de semanas. Para lavarse la cabeza, lo hará reclinado hacia atrás como en la peluquería.

…Las cicatrices

En la rinoplastia cerrada, los puntos se realizan por dentro de los orificios nasales, con lo que las cicatrices no son visibles al exterior. En la rinoplastia abierta, se aprecia una línea bajo la nariz, en la columela. La cicatriz tiene un color más o menos rosado, que con el paso de las semanas, va cambiando su aspecto hasta acabar por pasar inadvertida.

…Los resultados

Los resultados tras una rinoplastia son muy satisfactorios para el paciente. Palparemos una punta hinchada y dura; pero en 2-3 semanas, veremos una nariz más armoniosa y más acorde el resto de nuestros rasgos faciales. En resumen, el espejo nos devolverá una imagen más fresca y juvenil y un contorno facial más armonioso, sin perder nuestros rasgos de identidad. Para nosotros, si la paciente está satisfecha con sus resultados, la intervención habrá sido todo un éxito.

Cirugia facial Rinoplastia
Antes y después de la rinoplastia
Nuestras Promociones. Financiación.